¡¡¿No que no?!!

La Cuarta Transformación.- Aguanten, pérense, se cancela todo, el cambio no llegó, ya no manden a la lavandería sus banderas de Morena… al parecer, todo va a seguir en las mismas: o sea, los expresidentes aún tendrán pensión. O al menos eso fue lo que dijo el mismo Andrés Manuel López Obrador, virtual capitán de este barco llamado “Venezuela del Norte”, en conferencia de prensa.

Andres Manuel Lopez Obrador in a suit and tie

A pesar de que en su campaña (de 2006 y 2012 y 2018) AMLO prometió que iba a quitarle la pensión a los expresidentes, ahora resulta que dice mi mamá que siempre no. ¿Qué sigue? ¿Dejar Los Pinos como residencia? ¿Ya no vender el avión presidencial? ¿Cancelar las futuras fiestas en el depa de AMLO?

Quizás esto sea muy mala noticia para los habitantes de Ciudad del Chairo, quienes creyeron ciegamente en dicha promesa, pero también puede ser una maravillosa noticia para los expresidentes, sobre todo para Vicente Fox quien ya estaba mandando su CV a cierta empresa refresquera.

Enrique Pena Nieto et al. standing in front of a store

Pero todo esto, ¿es neta? Sí y no. No y sí. Recordemos que todo es relativo y no es lo mismo “la vecina de arriba” que “arriba de la vecina”. Todo es cuestión de enfoque.

Expliquemos: sí, sí tendrán pensión, pero la pensión del ISSSTE, puesto que trabajaron en el servicio público (por más de quince años). Y los expresidentes mayores de 65 años (o sea, todos, salvo Calderón y EPN) también podrán gozar del apoyo a adultos mayores.

Esto fue lo que declaró AMLO en conferencia de prensa para dar sus prioridades legislativas. Anunció que en el presupuesto de 2019 ya no estarán contempladas las pensiones vitalicias que los ex mandatarios reciben cada mes y cuyo ingreso es mucho más de lo que tú ganas en todo un año de chambearle duro. Así que, recupera el aire, no te indignes tanto y cuenta hasta diez.

A close up of text on a white background


Source: def