A ver si así se pone bueno

México.- Avelina Lésper, la señora que tiene menos emociones que una recepcionista de oficina gubernamental, está a punto de firmar contrato con TV Azteca para ser juez del reality show La Academia..

A woman sitting on a shelf

Luego del primer concierto de esta nueva época de “La Academia” (ya van como en la veinteava generación), los televidentes dijeron que dejaba mucho qué desear y que “Ya no hacen a los Erasmos Catarinos como los hacían antes”, además que el conductor de ese show desilusionó a sus fans chavorrucos al no decir: “¿quieren un menélegue?”.

Por ello, los productores de ese dominguero programa le han pedido a Avelina Lésper que se vuelva parte de la mesa del jurado, luego de que su hermana Lolita Cortés se haya negado a participar nuevamente.

“Queremos a alguien que destroce con su crítica a los futuros músicos, que les diga cosas hirientes, que los haga llorar en el escenario, que les pisoteé la dignidad, o sea, queremos a Avelina Lésper como jurado”, ordenó el productor.

A group of people standing in front of a crowd posing for the camera

Los integrantes de La Academia confesaron que, aunque Horacio Villalobos (la versión fifí de Avelina Lesper) lanzó una que otra crítica venenosa, ellos quisieran recibir comentarios aún más dolorosos, “sólo Avelina puede hacernos llorar, y eso ayudaría a que siempre hubiera un alto rating en los conciertos”, comentó un alumno.

En caso de que Avelina acepte ser parte de los inquisidores de La Academia, los jóvenes se verán obligados a cantar ópera y desarrollar una voz más privilegiada que la de Plácido Domingo o María Callas, a fin de satisfacer el refinado oído de la crítica de arte.

A drawing of a person

 


Source: def