Qué bueno que yo no me tatué ni el “Imaginémonos cosas chingonas” ni al Chicharito

Viejo Continente.- Amigos, gracias a esa frase tan controversial de Javier Hernández y la posterior victoria ante la peor Alemania de todos los tiempos; muchos mexicanos estábamos dando brincos por nuestra querida selección.

Qué bueno que los ratones verdes cayeron por su propio peso y nadie hizo una locura como tatuarse la cara del tapatío y máximo goleador del equipo mexicano. Sin embargo, no todo es vida y dulzura para todos, y la muestra es este aficionado inglés:

A man holding a frisbee

Este hombre de la Gran Bretaña se llama Teddy Allen y no dudó en marcar su pierna con el rostro del probable campeón de goleo, pero perdedor de la semifinal con Inglaterra, Harry Kane.

A man holding a sign posing for the camera

Además de que el inglés también se tatuó la famosa frase con la que los británicos se alentaban de que la copa regresaría a casa “It’s coming home”.

A close up of a person holding a tattoo

 

Bueno, pues ahora ya no te sientes tan mal con tu tatuaje del ave fénix, posiblemente no existe, pero ella nunca la cruzazuleó contra Croacia…

 


Source: def