Honor a quien honor merece

México.- Lamentable despertar el día de hoy viernes y enterarse que uno de los rockstar de la cocina que mejor supo integrar el placer de la comida y la magia del mundo a su alrededor, falleció el día de ayer en Francia. Anthony Bourdain, de 61 años, fue encontrado sin vida en su habitación de hotel.

Bourdain se encontraba en tierras francesas grabando otro episodio de su serie Parts Unknown, cuando desafortunadamente se quitó la vida.

Y bueno, el mundo se queda sin uno de los críticos de comida más importantes de la industria del entretenimiento, sin un excelente explorador de la vida, que comprendía perfectamente que, para saborear de manera precisa la comida, tenías que entender a su gente, a su historia.

Y la manera de transmitirlo como embajador del mundo fue simplemente sublime.

Anthony Bourdain: No Reservation fue el programa que lo catapultó a las pantallas de todo el mundo

Una de sus características más importantes era el estudio de la comida desde dos perspectivas: la de un restaurante elegante y la comida que venden en la calle. “Si algo aprendí viajando por el mundo es que si estoy sentado en una silla de plástico y hay un perro cerca, es un buen signo”.

Viaje por uno de los principales mercados en Oaxaca

Anthony era un reconocido entusiasta de la comida mexicana, en especial cuando se trataba de guisados con cerdo, uno de sus alimentos favoritos. Procuraba en cada una de las temporadas, darse una vuelta por el país, en primera porque le quedaba cerca, y en segunda, porque la comida mexicana es todo un acontecimiento.

Como olvidar aquella vez que se dio una vuelta por Tijuana y por Rosarito, donde se la pasó como en un sueño: pedo como le gustaba, lleno de comida y gente que lo trataba con mucho cariño.

La magia detrás de cada programa con Bourdain era su manera de narrar el momento, siempre inmerso en una especie de cuento entre la realidad y la contemplación poética. Un ejemplo perfecto, su apreciación de las mujeres cocineras en Oaxaca.

En fin, amigos, Anthony fue una excelente referencia para todos los que soñamos con una vida llena de viajes, gente, comida y buenos tragos. Los invitamos a buscar sus programas en todas las plataformas que nos regala el internet, no se arrepentirán. En Netflix todavía quedan un par de episodios de The mind of a chef, y en Youtube hay cantidad de videos sobre él.

Descance en paz.

Si tú o alguno de tus amigos, familiares o conocidos presentan indicios de una severa depresión o de suicidio, por favor consulta a los expertos a la Línea de prevención del suicidio: 135 (linea gratuita), o al (011)5275-1135 desde todo el país.


Source: def