¿Cuántos más, Peña?

Valle de la Desilusión.- “Pensé que era ella, que era ella llamándome arrepentida, pensé que me hablaba para volver, volver, volver, a mis brazos otra vez, yo le perdonaré todo, es más, ya le perdoné que se fuera con mi mejor amigo”, confiesa lloroso Alfredo Ortiz, un buen ciudadano mexicano que aún pasa por una fuerte crisis depresiva.

Alfredo, de 27 años, nos contó en exclusiva su testimonio, con los ojos llorosos y una voz quebrada,  nos dice que está decepcionado de la vida luego de que sonara su celular y él pensara que sería su exnovia cuando en realidad se trataba de una llamada anti-AMLO.

“Recibí la llamada donde revelan lo que quiere hacer López Obrador si llega a ser presidente… Y ahora me pregunto: ¿Por qué hay personas tan malvadas en este planeta?”, se cuestiona reflexivo Alfredo mientras le da un trago a su agualoca y pone en su celular “He renunciado a ti”, de José José.

“¿Te refieres a AMLO? ¿Esa llamada contra López Obrador te hizo repensar tu voto?”, lo interroga nuestro enviado especial.

“Nah, no estoy hablando del Peje, hablo de Aurora, mi ex, ¿por qué es tan malvada? ¿Por qué no quiere volver conmigo? Me la paso revisando mi celular para ver si me marca o me manda mensaje, pero no… Ayer deseé con todas mis fuerzas que me marcara, se lo pedí a Diosito, y justo en ese momento sonó mi celular…”, dice Alfredo mientras suspira.

“¿Y sí era tu ex?”, le pregunta nuestro entrevistador, sabiendo ya la respuesta, o sea, nomás pa’ chingar y echarle sal a la herida.

“¡Que no, carajo! Era la pinche llamada anti-AMLO… Ya dejen de jugar así con el pueblo de México, no manchen”, dice Alfredo y revienta en llanto.

“Afedo, cámate pofavo”, finaliza nuestro periodista.

Y con este triste testimonio podemos concluir que las llamadas de la supuesta guerra sucia contra El Peje sí han causado algunos efectos negativos entre los mexicanos, y uno de los principales es el de hacerles creer a muchas personas que alguien les llama por teléfono por algún motivo, cuando en realidad es una grabación pagada por algún partido político.

Desde aquellos mensajes de UNONOTICIAS que te hacían ilusionarte en vano, no se había visto tanta maldad en el mundo de la telefonía celular.

 


Source: def