Hasta los dioses del olimpo les tienen envidia

México Tenochtitlan.- En el imperio chilango, existen diversas deidades que son muy comunes de adorar entre los capitalinos. Esos dioses, tal como lo marca la tradición mexica, pueden ser bondadosos o terribles, dependiendo de si amanecen con el pie izquierdo o con el pie derecho.

Sin embargo, sean buenos o malos, la chilangada les rinde culto y ofrendas para pedir su protección y apoyo, o, si no, para solicitarles que no sean tan crueles y despiadados. Quizás en otras entidades del país duden de los poderes sobrenaturales de estos dioses, pero el pueblo chilango les tiene mucha fe, y recuerden que la fe mueve montañas.

Por ello, el Departamento de Investigaciones Antropológicas del Deforma te mostrará cuáles son los principales dioses que alaban los chilangos. Faltan muchos más, pero es sólo para que te des una idea. Áhi te van:

 

1. Quetzaditzin: Falso dios que veneran los chilangos para justificar la ausencia de queso en las quesadillas. Esta deidad tiene el superpoder de decirle quesadilla a lo que en otros lados le llamarían taco.

2. Bolillotzin: Célebre dios omniculinario, es decir, que puede albergar en su interior cualquier alimento, incluso unos tacos de suadero. De hecho, es tan poderoso este dios que, según el mito, algún día se convertirá en una torta de taco de torta.

3. Chicharronzíhuatl: Uno de los dioses más sofisticados de Tenochtitlan. En él se puede apreciar el sincretismo de muchísimas culturas. Según los arqueólogos, este dios está mejor preparado que muchos políticos.

4. Metritecutli: Señor del inframundo que se desplaza como un gran gusano color anaranjado. Cuenta la leyenda que sus entrañas están repletas de cientos de miles de chilangos.

5. Tlahuizcallifierro: Princesa de las calles que ronda por todos los barrios de Tenochtitlan. Algunos mexicas sospechan que Fierropilli en realidad es un señor supremo oculto tras una dulce voz que suena así: “Se compran colchones, tambores, refrigeradores, lavadoras, microondas o algo de fierro viejo que venda…”

6. Taxitlipoca: Es de las deidades más temibles de esta civilización. Se localiza al interior de los taxis, y todos los chilangos la tratan con respeto pues tienen temor de verla enloquecer y que los extorsione.

7. Guayacuhtli: De los dioses más simpáticos que existen en el imperio chilango. Cuando los capitalinos entran en contacto místico con este Señor, adquieren poderes cósmicos y en ese viaje aman el canto del cenzontle, el color del jade, el perfume de las flores, pero aman más a su hermano, el hombre.

8. Tláloc: Ven a nosotros y espántanos este pinshi calorón, pero tampoco te quieras pasar de lanza, luego te da por convertir la CDMX nuevamente el un lago.

9. Ventilopochtli: O bien, si lo prefiere, se lleva a la venta, es el dios, el dios de moda, el dios de novedad, para esos calores imprevistos, para esa sudoración excesiva, llévese a su dios, para la casa, el taller o la oficina, para ese bonito regalo, bonito detalle, es el dios, dios estilo azteca…

10. Guajolotéotl: Según los códices aztecas, quien no comulga con este dios, no puede ser auténtico chilango.


Source: def